Lo que nos dejó el liderazgo de Jack Welch

Jack Welch fue una de los grandes líderes de nuestra era. Uno de los principales aportes a las compañías actuales de su libro “Winning” fue en relación al liderazgo. En esta nota comparto 8 de sus principios de liderazgo y sus aplicaciones en las empresas hoy en día.

jack welch liderazgo

Recientemente falleció de insuficiencia renal el 1 de marzo de 2020. Lo recordamos por sus enseñanzas en liderazgo. Fue CEO de General Electric de 1981 a 2001. Durante ese tiempo llevó a la compañía de ser conocida por proveer lamparitas y electrodomésticos, a convertirla en un imperio multinacional diversificado, ofreciendo desde productos financieros hasta productos industriales. También fue reconocido por ser uno de los promotores de la metodología de calidad Six Sigma que transformó millones de compañías en todo el mundo.

Jack Welch fue también muy criticado por sus métodos estrictos y su 70-20-10 que llevó a numerosos despidos durante su gestión en GE. Hoy en día era criticado por su alto énfasis en ganar y competir, promovido por su libro “Winning” (ganar), cuando las empresas están tendiendo más a la colaboración y la innovación. Sin embargo, muchas de sus enseñanzas son válidas hoy en día.

Uno de los principales aportes a las compañías actuales de su libro “Winning” fue en relación al liderazgo. Cuando aún no somos líderes, es común que dediquemos todo nuestro esfuerzo para lograrlo, y cuando finalmente nos llega el momento de convertirnos en líderes, quizás sentimos que no estamos preparados, que no habíamos nacido para esto. Comienzan las preguntas, ¿líder se nace o se hace?

Jack Welch decía que ambas eran correctas, algunos nacen, pero todos se hacen. Uno nunca está totalmente preparado para ser líder, pero sí puede y debe empezar a prepararse cuanto antes. El mejor líder es aquel que se lidera a sí mismo, solo así puede liderar a otros. Como dice su libro “Antes de ser líderes, el éxito depende del desarrollo personal. Cuando somos líderes, el éxito depende de desarrollar a los demás.” Cuanto más nos hayamos desarrollado personalmente, mejor preparados estaremos para confiar en nuestro potencial y desarrollar a los demás.

Surge de esto que el desafío más grande líder es mantener un balance. Balancear su desarrollo con el de su gente. Balancear el corto plazo con el largo plazo, cuestionar al equipo y motivarlo, enseñar y dejar crecer.  Muchas de estas cuestiones parecen contrapuestas, pues es la tarea principal del líder mantener la calma interna frente a la transformación externa.

A continuación voy a compartir 8 de sus reglas de liderazgo extraídas de su libro “Winning”:

  • Los lideres hacen que su equipo mejore continuamente, y aprovechan cualquier encuentro para evaluar, aleccionar y dar confianza a sus empleados. Aquí sus tres principales consejos son dar feedback constante, proveer coaching específico a cada empleado para ayudarlo mejorar y fomentar la autoestima.
  • Los líderes no solo se aseguran de que el personal entienda la visión, sino de que la viva y la respire. Todos deben conocer el propósito de la empresa, y como sus acciones contribuyen a ese propósito. El líder es el responsable de ser el ejemplo y reforzar positivamente los comportamientos alineados con esta visión.
  • Los líderes se meten en la piel de su personal e irradian energía positiva y optimismo. El estado de ánimo de los líderes es contagioso, es por eso que el líder debe frenar toda tendencia al negativismo. Si hay un problema, buscar la forma de resolverlo inmediatamente, pero nunca aceptar ni promover la queja y el pesimismo que solo generan un contexto negativo. Cuando el líder cae, cae el equipo.
  • Los líderes establecen la confianza mediante la sinceridad, la transparencia y el honor. No hay nada como fomentar la transferencia, y aún más hoy en día. Lo que no se comparte formalmente, se descubre por el “radio pasillo”. Lo mejor que puede hacer un líder es compartir buenas y malas, hacerse responsable por lo que hizo mal públicamente, y felicitar y recompensar lo que está bien.
  • Los lideres tiene el valor de tomar decisiones impopulares y confiar en su instinto. “No se es líder para ganar un concurso de popularidad, sino par dirigir”. A veces hay que tomar decisiones difíciles o impopulares, pero no tomarlas genera aun más sensación de inseguridad y desconfianza. Con la cantidad de información disponible hoy en día, cada vez se valora más el instinto para la toma de decisiones, para poder conectar la información con experiencias pasadas y la visión del futuro.
  • Los lideres cuestionan e insisten, con una curiosidad que raya en el escepticismo, para asegurarse de que se responde a sus preguntas con acciones. Las mejores reuniones son las que se cuestiona incluso al líder. Y si algo se cuestiona, debe analizarse y resolverse, es decir responderse con acciones. Una de las principales habilidades del líder debe ser preguntar, y no descansar hasta tener la respuesta.
  • Los líderes inspiran, con su ejemplo, la toma de decisiones arriesgadas y el aprendizaje continuo. Las empresas mas innovadoras son aquellas que fomentan el aprendizaje continuo de sus empleados, y no castigan las equivocaciones. Como dice el líder de IDEO “falla pronto para tener éxito pronto”.
  • Los líderes celebran los triunfos: todo cambio, todo proyecto, toda mejora, debe concluir con una celebración. Algunos líderes temen celebrar para que la gente no se “sienta cómoda”. Celebrar ayuda a generar un ambiente positivo, ayuda a reforzar los comportamientos adecuados, generar un ambiente de camaradería en el equipo y compartir buenas prácticas. Tener un ritual de celebración y reconocimiento es clave mantener la motivación del personal, y no necesariamente requiere inversión de dinero, a veces simplemente puede ser una diploma, un gracias o un reconocimiento público. ¿Por qué escatimar si es tan fácil agradecer?

 

Hoy en día el rol de los líderes está cambiando enormemente al fomentarse cada vez más la formación de equipos con distintas características, como los que son distancia o los autodirigidos. Sin embargo, aún en estos equipos siempre hay oportunidades de liderar, de facilitar y de crecer. La curiosidad y ganas de aprender, sobre todo de desarrollarse personalmente, es una de las características mas destacadas de los líderes de todos los tiempos. Boris Groysberg y Tricia Gregg investigadores de Harvard Business School estudiaron 5 líderes (Jeff Bezos de Amazon, Larry Page y Sergey Brin de Google, Bill Gates de Microsoft, y Steve Jobs de Apple), y en todos los casos destacaron que la habilidad más destacable y que nunca estaba desactualizada era la de estar “hambrientos de conocimiento”, algo en lo que Jack Welch siempre se destacó también.

No esperemos llegar a ser los líderes perfectos, pero sí esperemos estar cada día más cerca de serlo. Aprender es un hábito que nunca debemos dejar de practicar, como líderes podemos crear una cultura de aprendizaje.

lu paulise

Lu Paulise – Coach, book author and speaker

luciana@biztorming.com

@lupaulise

Biztorming Training & Consulting

2 comentarios en “Lo que nos dejó el liderazgo de Jack Welch

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *