Qué son las metodologías ágiles

Ser competitivo hoy, es una cosa, cómo mantenerse competitivo en el tiempo, resulta cada vez más complejo. Los dramáticos cambios del mercado requieren hoy estructura ágiles, adaptables a los cambios. Como decía Darwin, “no sobrevive la especie más fuerte ni la más inteligente, sino que la mejor se adapta al cambio”.

“No sobrevive la especie más fuerte ni la más inteligente, sino que la mejor se adapta al cambio” – Charles Darwin

La industria que más rápido se mueve hoy en día es la del software, por lo que los que quieren triunfar requieren ser más ágiles que la competencia. Así, con los millennials y los iphones, surgió en 2001 el pensamiento ágil o Agile Thinking. Una cultura ágil implica que los comportamientos de todos los empleados están alineados en un mismo sentido, promoviendo el cambio y la innovación en todo lo que hacen. El resultado de trabajar de manera ágil es que la gente se adapta más rápido a los cambios, termina el trabajo más rápido dada la forma en que está organizado y además están todos más involucrados. A diferencia de las empresas tradicionales donde solo el 10% del personal está comprometido 100%, todos los empleados se encuentran en una especie de “estado de flujo” (como cuando nos concentramos en algo que nos gusta tanto que no notamos el paso del tiempo), involucrados en su proyecto. En fin, las compañías ágiles logran motivar a los empleados en el trabajo, incluso y sobre todo a los “millennials” que son los que más rápidamente se adaptan a este tipo de cultura. Además y como si esto fuera poco, el foco de estas empresas ágiles está puesto en el cliente. Se adaptan más rápido a lo que quiere el cliente, lo que por consiguiente también las convierte en las preferidas por el consumidor.

Y esa cultura solo puede lograrse con el ejemplo de la gerencia y capacitando al equipo con nuevas “rutinas” que los permita ser más permeables a la innovación constante.  En la era ágil, la innovación nunca termina.

Métodologías ágiles

Las metodologías ágiles más conocidas con Scrum (principal herramienta ágil para organizar los equipos de trabajo), DevOps (práctica para promover la comunicación entre las distintas áreas de IT), Kanban (sistema para gerenciar el stock o las tareas en proceso), Lean (elimina los desperdicios de manera sistemática), Lean Startup (desarrollo ágil de empresas y productos) y design thinking (herramienta para innovar que integra las necesidades de los clientes, la tecnología disponible y los recursos de la empresa).

Algunas compañías ágiles

Pues bien sí, resultó tan ideal que incluso la innovación ágil ya salió del terreno del software, y además es posible aplicarlo en todos los procesos de la organización, incluso en la gerencia. Alguna compañías nacen agiles, como Spotify, y trabajan de la misma forma en todos sus sectores. Empresas como Airbnb, GE, Saab y P&G ya lo están aplicando.

Otras compañías más tradicionales, como el banco Barclays o Citibank, hospitales o incluso empresas químicas y del rubro de petróleo como ExxonMobil también están implementando las metodologías agiles, algunas de manera más progresiva, empezando por el sector IT.

Las pymes tienen más problemas adaptando a una cultura ágil porque suelen depender mucho de las decisiones del dueño. Sin embargo, al estar más cerca del cliente, tener una estructura más pequeña y contar con menos recursos, las metodologías ágiles son ideales. Hemos trabajado aplicando métodos ágiles en diversas empresas Argentinas con muchísimo éxito, pero eso sí, los cambios no son de un día para el otro, requieren tiempo y compromiso de la dirección.

Beneficios de ser ágil

Comparado con los métodos tradicionales de gerenciamiento, ser ágil permite a las empresas

  • tomar decisiones más rápidamente, liberar a los gerentes y mandos medios para que dediquen su tiempo a decisiones más estratégicas
  • adaptar mejor los productos y servicios a las necesidades del cliente
  • reducir costos al eliminar tareas burocráticas, reuniones y aprobaciones innecesarias, y reduciendo los tiempos de desarrollo
  • aumentar la motivación del personal y el involucramiento, ya que trabajando en pequeños equipos encuentran que pueden aportar más y mejor a la empresa

 

Los resultados son contundentes:

  • 50% más productos nuevos
  • 40% más respuesta de los clientes generados por los programas de marketing
  • 200% más compromiso y “engagement” de los empleados

beneficios de los métodos ágiles

La era ágil vino para quedarse, y está revolucionando todos los mercados. No es que antes hacíamos “todo mal”, es que el contexto cambió, y sigue cambiando. El que se adapta más rápido se quedará con más mercado. ¿Qué tan rápido se adapta tu compañía?

Nota recomendada: Cómo introducir la cultura ágil en la empresa

¡Éxitos!

lu paulise

Luciana Paulise

Coach y Directora Biztorming Training & Consulting

2 comentarios en “Qué son las metodologías ágiles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *