Cómo atraer, retener y capacitar a los millennials y post-millennials

millennials y post-millennials

Los empleados más jóvenes, los millennials y post-millennials o la generación Z son emprendedores y amantes de la tecnología, la pregunta es cómo retenerlos?

Los millennials (nacidos entre 1981 y 1995) y los post-millennials o generación Z (nacidos entre 1995 y 2015) son los más jóvenes de la empresa, y ya representan más del 40% de la fuerza laboral. Liderar a estas nuevas generaciones representa un gran desafío para las empresas, Para atraer, reclutar y retener a estas generaciones, hay que entender que industrias prefieren y por qué.

Los millennials representan hoy más del 35% de la fuerza laboral y son la generación más osada, los que están más dispuestos a mudarse (50% más que los no millennials) y 16% más dispuestos a cambiar de industria que los no millennials. Los post-millennials son un poco más conservadores que los millennials, pero recién están comenzando la carrera laboral!

Las industrias más y menos preferidas

Las industrias más afectadas son sobre todo las de ventas, finanzas y tecnología, que son las preferidas por estas generaciones.

Los empleados más jóvenes están cada vez más dejando puestos en la industria del retail donde la mayoría de los puestos son “entry level”. Dado que los millennials buscan avanzar en carrera y enfrentarse a desafíos, es difícil mantenerlos en el mismo puesto por largo tiempo.

Para aumentar la atracción y retención de los sectores retail, call-centers y centros de soporte contable (business support centers) donde el desarrollo es más bien horizontal, hay distintas opciones que las empresas pueden aplicar en cada situación:

  • Atracción:

Para atraer a estas generaciones es importante mostrarles los beneficios de pertenecer a la organización, no sólo el salario. Les interesa ser parte de organizaciones que muestran interés por la comunidad y el medio ambiente. También quieren saber las oportunidades de carrera, posibilidades de capacitación, flexibilidad horaria y vacaciones. Muchas empresas como GE, Honeywell, Hubspot, Netflix o Dropbox ofrecen días de vacaciones ilimitados, ofrecen más día de maternidad y paternidad a todos o algunos de sus empleados.

  • Contratación:

Cuando los empleados son muy jóvenes y no han tenido experiencia laboral, se pueden filtrar los candidatos según patrones que surgen de juegos que hayan realizado. Sincv.com es una herramienta creada por la empresa argentina Gamifica para tomar datos de potenciales empleados y poder evaluarlos con tests, juegos de ingenio y preguntas antes de la entrevista. Simplifica el proceso de contratación, ya que por ejemplo en el caso que se necesiten 50 empleados, es necesario entrevistar alrededor de 1200 según Rodrigo Borgia, CEO de Gamifica.

  • Retención:

Los millennials requieren constantemente feedback de sus superiores para ver si van avanzando en la dirección correcta. Es por eso toda herramienta que ayude a evaluar y mostrar la performance puede resultar muy útil para motivar a los jóvenes. Gamifica tiene otro programa que se llama “Motivarnos” que apunta a empleados que hacen trabajos muy operativos y estandarizados. A través de la plataforma se dan desafíos de conocimiento, rankings y millas para saber si va produciendo o vendiendo, y muestra su conocimiento de las novedades.

  • Capacitación:

Los cursos online, las imágenes, los blogs y los videos son las herramientas de capacitación preferidas de las nuevas generaciones. Por un lado porque son los más expertos en tecnología. Por otro lado también porque les gusta la flexibilidad de poder capacitarse dónde, cuándo y cómo ellos quieren, sin tener que viajar o encerrarse días enteros frente a un presentador.

  • Motivación:

La principal crítica a los millennials es su bajo compromiso y algunos incluso lo llaman “vagancia”. Esta crítica es más bien una percepción que una realidad, ya que ninguna generación se ha comprobado que sea más trabajadora que otra. Como decía Einstein, todo es relativo. Lo que sí se ha comprobado es que las motivaciones para trabajar son distintas. Un millennial puede trabajar mucho más que cualquiera de otra generación, siempre que se logre su “compromiso”. En mi experiencia lo que mejor ha resultado para aumentar el compromiso, es hacerlos participar en el proceso decisorio. Tanto para el desarrollo de nuevos productos, como para la resolución de problemas o la planificación del negocio, los millennials buscan participar y se motivan al poder dar su opinión. Ellos quieren ser parte. Quieren conocer cuál es el propósito de su trabajo y cómo ellos pueden colaborar. Es por eso que valoran las empresas que trabaja por proyectos o los emprendimientos.

 

Si bien no es fácil incorporar estas nuevas ideas en la empresa, los millennials y post-millennials serán por muchos años el mayor porcentaje de fuerza laboral, por lo que la adaptación a sus peculiaridades debe ser parte del plan de toda empresa que los quiera emplear y retener. Incorporar nuevos hábitos en los empleados (como llenar sus puntajes en una plataforma o capacitarse online) puede transformar hasta la cultura más conservadora en una cultura más ágil y más flexible, una cultura de mejora continua. Solo resta animarse a dar el primer paso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *