5 tips para innovar en tiempos de crisis

Innovar es una forma de diferenciarse de la competencia, ¿cómo aplicarla sin afectar la productividad?

Cuando hablamos de innovación, muchos creen que es sólo es una palabra útil en el vocabulario de las grandes empresas, o de los emprendimientos tecnológicos apalancados por venture capitals (capitales de riesgo extranjeros). Sin embargo, siempre aclaro que para generar innovación, no es necesario desarrollar un producto fabuloso o una tecnología de última generación. Muchas veces la creatividad nos puede llevar a innovar sólo en alguna parte de un proceso o producto existente y generar una nueva fuente de ingresos.

innovar

Desafiar el status quo

La innovación es un proceso que se enfoca en lograr un nuevo objeto o uno totalmente modificado. Se puede innovar con un sistema de gestión, un proceso, un producto, un servicio o una tecnología. Innovar es una forma de destacar aún más a las empresas respecto de la competencia. Dijo Steve Jobs, creador del iPhone y el iPad: «La innovación es lo que distingue al líder de sus seguidores».

La innovación no es fácil porque desafía el status quo, el quedarse como estamos porque así estamos bien. Apostar a la innovación puede ser arriesgado, pero no innovar puede resultar un riesgo aún mayor: que la competencia nos deje obsoletos. Más con la velocidad con que se mueven hoy las nuevas empresas. El emprendimiento norteamericano Uber puede dejar obsoleto el sistema de licencias de taxis; Bitcoin revoluciona el dólar y el euro; y los drones ya están dejando nuestro correo en el balcón.

No importa si se trata de una startup, una pyme o una gran empresa, todos deben poder innovar, ¡o al menos intentarlo!

Tips para empezar a innovar

  1. Capacitar a los empleados. Si bien algunos empleados pueden ser creativos o innovadores por naturaleza, es necesario brindar herramientas a todos para que nadie quede afuera de la “movida”, y que haya una metodología de aplicación común. Herramientas como las tormentas de ideas o brainstorming, y las metodologías como triz, Lean o 5S ayudan a pensar los procesos y productos actuales de manera más crítica y encontrar nuevas soluciones que agreguen mayor valor.
  2. Proveer el recurso más preciado, el «tiempo»: recomiendo mucho a las empresas buscar un día de la semana que sea estratégico. En mi empresa lo llamo el Viernes Biztorming, es decir, el día de creación de ideas de negocios. Ese día o horario específico debe ser reservado para actividades de innovación y generación de ideas: reuniones con los empleados, reuniones con nuevos clientes, capacitaciones especiales o sesiones de tormentas de ideas. Pareciera un día improductivo, pero por el contrario, es un día de inversión, de apuesta al futuro. La idea es lograr que en algún momento prefijado del mes la gente se salga de sus problemas diarios, y busque pensar de manera diferente. En muchas empresas como Toyota o Coca Cola implementan el día 5S, un evento kaizen (mejora continua) o de excelencia operacional, con el objetivo de enfocar a toda la gente a innovar en un mismo momento. Los días o momentos de parada y temporada baja son ideales.
  3. Empezar con pequeños proyectos: Muchas empresas grandes trabajan hoy con el modelo de intrapreneurship, donde los empleados crean sus propios proyectos o desarrollan sus ideas de mejora de la misma empresa, utilizando sus recursos, como Apple o Google por ejemplo. Mantienen el espíritu emprendedor, dividiendo el trabajo en pequeñas partes o proyectos. Cada proyecto debe ser manejado de manera autónoma, como una startup. La teoría de Lean Startup de Eric Ries propone empezar con pequeños experimentos que permitan la innovación en pequeña escala sin tener que invertir demasiado al principio. Por ejemplo, un empleado de un restaurant puede proponer un plato totalmente novedoso y probar el éxito ofreciéndolo gratis a algunos clientes. Las pruebas piloto suelen dar mucha información sobre el cliente que pueden ser útiles para ese u otros proyectos futuros.
  4. Confiar en la capacidad del equipo: Lograr que la gente proponga ideas no es mágico. Cuando hacemos eventos de tormentas de ideas, el 90% de los empleados suelen tener ideas, pero resulta que nunca las habían dicho por miedo, o si ya la habían propuesto no habían sido tenido en cuenta. Las propuestas deben escucharse y considerarse seriamente, los empleados son quienes mejor conocen a nuestros clientes.
  5. Premiar la innovación: La única forma en que la innovación puede llevarse a cabo en una empresa es que los líderes creen una cultura que favorezca la innovación, que premie a la gente que piensa, participa y arriesga. Esta cultura se crea dando el ejemplo, y  reforzando los comportamientos esperados. La innovación se puede premiar con días de vacaciones, bonos, tarjetas regalo, almuerzos, o simplemente con un GRACIAS.

En la nueva era de la generación Y o Millennials, los empleados puedan desarrollar su capacidad emprendedora sin tener que irse a otro lado. Esto ocurre porque a medida que las empresas crecen van perdiendo el gusto por la innovación y mejora, tienden a estabilizarse más y sólo a «apagar incendios». ¿Por qué no mantener por siempre una cultura de innovación? Contanos cómo innovás en tu empresa.

Si tenés más consultas respecto a cómo innovar en tu empresa dejanos tu consulta en info@biztorming.com.ar o comprá nuestro libro SOS pymes, 20 claves para potenciar tu empresa.

Luciana Paulise

Biztorming Training & Consulting

Si deseas hacernos una consulta déjanos tu mensaje

Enviar

sos pymes

1 comentario en “5 tips para innovar en tiempos de crisis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *