Los 10 errores pyme más comunes

El 80% de las pyme no sobreviven más de dos años en Argentina.

Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), en los países en desarrollo «entre un 50 y un 75% dejan de existir durante los primeros tres años». En la Argentina hay más de 600.000 pyme y generan entre el 70 y 75% de los puestos de trabajo. Pero, aunque las empresas se crean, la tasa de fracaso anual es muy alta.

La mayoría de los emprendedores y dueños pyme encuentran las causas de los fracasos principalmente fuera de la empresa, en el entorno político-económico. Sin embargo, más
allá de las políticas del gobierno de turno o de los históricos vaivenes de las economías, hay ciertos errores que se repiten continuamente. Si estos errores pudieran evitarse, las chances de superar no sólo los 2, sino los 10 años serían mucho más altas.errores pyme

  1. No tener un equipo: el emprendedor suele ser muy intuitivo, proactivo y creativo, tres características que lo hacen altamente productivo, pero sólo por un tiempo, ¡todo tiene un límite! Para desarrollar aún más estas cualidades, es necesario enfocarse en ellas,  y dedicarse a tareas administrativas, a vender, a producir y a entregar no es el camino ideal para lograrlo. Encontrar gente en quien confiar realmente para delegarle tareas debe ser el primer paso de un empresario exitoso. Respetarlos es el segundo paso y cuidarlos el tercero.
  2. No saber organizar tu vida personal: ser empresario requiere mucho más que motivación, requiere también organización personal. Esto incluye tener una agenda o calendario con eventos para no olvidar ninguno, tener una lista de pendientes (asana.com es muy útil para compartir y asignar tareas) y separar tiempo para la familia, los amigos, algún deporte y si es posible, algo de ocio creativo.
  3. Tener sólo un producto, no un negocio: una empresa sustentable tiene que tener mucho más que un producto para ofrecer. Algunos emprendimientos nacen a partir de un gran idea de producto, pero si se quiere crecer en el tiempo,  y mantener a los clientes actuales, es necesario ofrecer servicios y productos complementarios.
  4. No querer pagar a expertos: si bien una pyme o emprendimiento no puede disponer de todos los recursos necesarios como lo haría una gran empresa, querer hacer todo uno mismo puede ser fatal. Contar con el asesoramiento externo y part-time en las cuestiones legales y contables, en las nuevas herramientas tecnológicas para tu página web o mismo en el manejo de tu gente es fundamental para profesionalizar tu emprendimiento.
  5. Actuar sólo por intuición: si bien la intuición es un arma muy útil entre las habilidades de cualquier empresario pyme, contar con información puede evitar fuertes dolores de cabeza. Esto es, conocer estadísticas, tendencias y resultados del propio negocio y del mercado, como cantidad de quejas de los clientes, ingresos mensuales, gastos, cantidad y tipo de errores, ausentismo, etc.
  6. Creer que las ventas llegan solas: un buen producto no es suficiente, un buen negocio tampoco. Tus clientes deben conocerlo para que sea realmente bueno, pero darse a conocer no es fácil ni es rápido. Algunas  pymes toman más tiempo que otras en hacer sus primeras ventas, la clave es comunicar a los potenciales clientes lo que ofrecemos: por medio de prensa, Facebook, twitter, cartelería, promociones, recomendaciones. Prueba distintas opciones hasta encontrar la más conveniente, pero nunca dejes de comunicar.
  7. Culpar a otros por mis errores: como decía al comienzo de la nota, muchos empresarios pyme culpan a las políticas del gobierno o incluso a sus clientes por el fracasos de sus negocios. Si bien leyes e instituciones que apoyen a las pymes son de vital importancia para fomentar un ecosistema emprendedor sustentable, como dicen los japoneses, si quiero que algo cambie, debo primer cambiar yo. Siempre es posible analizar lo que está a mi alcance mejorar: cómo puedo ser más eficiente, cómo puedo atender mejor a mis clientes o liderar a mis empleados.
  8. Subestimar a los clientes: los clientes son la parte más importante de la empresa, punto. Una vez que lo tengas bien presente, entenderás que debes cuidarlos, mimarlos, y pensar en cómo satisfacerlos cada día mejor. Son tus clientes quienes van a decirte qué tan buenos son tus productos, y cómo puedes agregarles más valor. Pregúntales continuamente cómo están y qué necesitan.
  9. Descuidar  a los proveedores: los proveedores deben ser como nuestros socios estratégicos. Son quienes pueden dejarnos sin materia prima o cambiarnos los precios a último momento. Debemos cuidarlos y respetarlos como a un empleado más, tratando de elegirlos cuidadosamente, comprarles siempre a los mismos y trabajar juntos para mejorar el producto final.
  10. Temer al fracaso: el miedo es un gran limitante. Temer a perder es el primer paso para definitivamente perder. Todo empresario debe ser ant todo, optimista. Si además de optimista, evitar todos los errores anteriores, no se asegura no fracasar, pero sí estar preparado. Como dice Elon Musk, creador de Paypal y de los autos Tesla, «hay que prepararse más para el éxito que para el fracaso». Pensar claramente a dónde queremos llegar, ayuda a definir mejor los pasos necesarios para lograrlo. Todo lo demás es simplemente aprendizaje.

Ahora que ya sabés lo que no hay que hacer, enfocate en lo que sí podés hacer, y empezá ya mismo a planear tu éxito. Recordá siempre que «un minuto utilizado para planificar, ahorra cuatro minutos utilizados para implementar», ¡y no te limites nunca!

¿Qué otros errores has cometido que puedas contarnos? Animate y dejá tu comentario.

Si tenés más consultas respecto a cómo gestionar tu pyme dejanos tu consulta en info@biztorming.com.ar o comprá nuestro libro SOS pymes, 20 claves para potenciar tu empresa.

Luciana Paulise

Biztorming Training & Consulting

Si deseas hacernos una consulta déjanos tu mensaje

Enviar

sos pymes

 

1 comentario en “Los 10 errores pyme más comunes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *